La importancia del liderazgo y negociación

Por qué es importante el liderazgo

Nos hemos acostumbrado a creer que el liderazgo es una habilidad innata, y esto de forma implícita deja entrever que “líder se nace o líder no se nace”. Pero, ¿no es acaso ya obsoleto el etiquetarnos unos a los otros? ¿No les resulta extraño en demasía que otra persona pueda decirnos para qué nacimos o para qué no, qué podríamos llegar a ser y qué no? 

Cada día más se busca a personas con esta habilidad entrenada para lograr alcanzar objetivos, optimizar los climas laborales y el rendimiento de los empleados.

Qué es el liderazgo

Todos tenemos un líder dentro de nosotros. La cuestión es cómo hacemos para sacarlo a la luz, ¿Qué necesitamos adquirir o modificar para potenciarlo? 

Muchas veces cuando se hace referencia a un líder, se cree que se habla de un puesto de trabajo dentro de una empresa o lo confundimos con un “jefe perfeccionado”. Cuando en verdad, el líder ocupa exactamente el mismo puesto, rol y tarea que cualquier otro jefe o directivo; la diferencia real radica en la forma en que se lleva adelanta la jefatura o el rol. 

Aquellas personas con esta habilidad entrenada, se destacan por  acompañar a sus equipos y motivarlos  para lograr que todos funcionen como un perfecto sistema hacia un mismo destino. 

La gestión de un líder abarca más que simplemente las tareas tradicionales como planificar, organizar, dirigir y controlar. También son maestros en descubrir y desarrollar el talento de sus empleados. En este sentido, el liderazgo empresarial emerge como un conjunto de habilidades a desplegar.

Tradicionalmente las empresas se han organizado de manera jerárquica. Sin embargo, el rol del líder marca un gran cambio en las organizaciones cuando se capacita y desarrolla al personal dejando atrás la gestión convencional. Uno de los grandes cambios está relacionado con la construcción de una sólida confianza con su equipo y el compromiso de todos para lograr resultados. 

Las 5 principales diferencias entre un líder y un jefe

La importancia del liderazgo y negociación
  • El jefe tradicional gestiona de forma unidireccional, es decir, da órdenes. El líder diseña procesos para motivar y acompañar a su equipo sin imponerse. Todo se conversa.
  • En un organigrama convencional, todos tienen sus roles y tareas definidos de acuerdo a sus estudios y experiencia laboral. El jefe se encarga de que los empleados alcancen los resultados por los que se les contrata.  Los líderes hacen foco en el bienestar, motivación y desarrollo de sus equipos de trabajo; poniendo foco no sólo en para qué se contrato a alguien, sino también en las otras habilidades o conocimientos que tiene para ofrecer al equipo.
  • Un líder marca el camino, acompaña al equipo en su crecimiento. Lidera con su ejemplo y coherencia porque el foco está en cómo se hace. Un jefe en cambio, controla los resultados; lo importante  por sobretodo es alcanzar los objetivos, y por tanto el foco está en qué se hace.

  • El liderazgo empresarial es fundamental porque permite delegar tareas y asentar a la organización en una estrategia colaborativa gracias a una correcta comunicación interna. De la forma tradicional, la comunicación se da en forma de cascada y por canales oficiales; al igual que cada quien tiene sus tareas y no se delegan.
  • En una empresa convencional, se requiere que las personas se disocien de sí mismas, dejando sus problemas personales, emocionalidad y humanidad en la puerta de la oficina. Con un liderazgo positivo, las personas son vistas como seres completos que no pueden disociarse. Es decir, vamos con nosotros mismos a todos lados.

CUÁLES SON LAS COMPETENCIAS QUE DEBE DESARROLLAR UN LÍDER

En definitiva podemos decir que el liderazgo se trata de la habilidad de potenciar.   Y ésta engloba:

  • Empatía: Escuchar con mente abierta y generosa sin prejuicios. Nosotros somos pura emocionalidad, saber gestionarlas es clave para la resolución de conflictos y crear próspero clima laboral.
  • Adaptabilidad: Capacidad para atravesar, implementar y gestionar cambios. 
  • Construir confianza e inspirar: A través de la confianza que los reportes depositan en ellos, tienen acceso a la aceptación y validación de su equipo. Esto genera motivación y compromiso
  • Escucha activa: Para que quienes lo rodean se sientan apreciados, es necesario que el líder carismático los escuche detenidamente, reflexione en sus ideas y las considere a la par de las suyas en cuanto a importancia. 
  • Comunicación Efectiva: Tienen claridad a la hora de comunicar lo que quieren y necesitan; e incluso para dar Feedback y Feedfoward a su equipo, para así lograr optimizar notablemente el desempeño y efectividad.

LA IMPORTANCIA DEL LIDERAZGO EN LA EMPRESA

Fomentar liderazgos de este tipo requiere atender las necesidades y colocarlas en el foco de la acción para resolverlas. Un líder sabe indagar para descubrir cómo motivar a los empleados, qué hacer y decir para generar comodidad, entusiasmo, bienestar para potenciar los resultados. Así como gestionar el conflicto externo y lograr la participación de aquellos que forman parte de la compañía. Es un intermediario de intereses dentro de las empresas, para llegar al éxito global, incluyendo la comunicación interna y externa. 

Ante todo, la negociación es un proceso de comunicación por medio del cual se genera un acuerdo directo entre las partes. En este sentido, incluye prácticas administrativas que determinan el logro de los resultados esperados en el progreso de cualquier tipo de empresa, convirtiéndose en un elemento clave que incide en su funcionamiento, productividad y rendimiento.

Si te interesa conocer más sobre Liderazgo, te invitamos a conocer nuestros Programas de Capacitación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.